“PEILUNG ACHTUNG”

“ATENCIÓN SONDA”  

Hablar de la creación del Escuadrón de Submarinos es retroceder en el tiempo y recordar el 8 de marzo de 1978, cuando el submarino “Shyri” ingresa en aguas territoriales ecuatorianas. Esta fecha se instituyó por el significado histórico que representa, como la del aniversario del Escuadrón de Submarinos.

He aquí su historia:

Entrega del primer submarino

El “Shyri”

El 8 de octubre de 1976, se efectuó en el Astillero de Kiel la botadura del casco del primer submarino, habiendo actuado como madrina de la nave (quien también fue designada, por el Consejo de Oficiales Generales, madrina de la botadura del buque Escuela “Guayas”, que se efectuaba por esos días) durante el bautizo, la Sra. Alicia Pizzimbono de Poveda, esposa del Almirante Alfredo Poveda Burbano, Comandante General de Marina. El Capitán de Fragata-EM Hugo Unda Aguirre integró la comitiva que viajó a Kiel, en su calidad de edecán de la señora de Poveda; los acompañaba también la señora Norma Serrano de Montero, esposa del Contralmirante Carlos Montero Toro, Inspector General de la Armada.

Asistieron al acto por disposición superior, el Capitán de Navío-EM Aníbal Carrillo Páez y el Capitán de Corbeta Rubén Armendáris, comandante y segundo del buque Escuela Guayas que se encontraba construyéndose en España; se dispuso también la participación en la ceremonia de botadura del Capitán de Navío Napoleón Cabezas Montalvo, Director General del Material y Finanzas, del Comandante en Jefe de Escuadra, del jefe del IV Departamento del Estado Mayor de la Armada y del director de la Escuela Superior Naval: concluido el acto, continuó su construcción hasta que esta finalizó en agosto de 1977, en que se iniciaron las pruebas de mar en Skagen, Dinamarca. Estas pruebas estaban bajo la responsabilidad técnica de la fábrica, a las que se incluyó primero a la dotación básica de 12 hombres, preparados previamente en la Marine Waffenschule, Escuela de Armas de la Marina alemana, y el resto del personal se fue incorporando poco a poco, hasta asumir el control total de la unidad, una vez finalizado el Baubelehrung, que correspondía al Curso Básico de Submarinos Tipo U-209.51

El primer submarino fue entregado en Kiel el 4 de noviembre de 1977, una vez que concluyó el proceso de construcción y de pruebas, realizándose la firma del traspaso del hasta entonces BAU 91, y al día siguiente, 5 de noviembre, fue renombrado S-11 “Shyri”, asumiendo el comando el Capitán de Fragata Raúl Toledo Echeverría. Ese día se izó por primera vez el pabellón ecuatoriano en un submarino. El acta de toma de posesión de dicho submarino fue celebrada y legalizada entre el representante de la H. Junta de Defensa Nacional, Capitán de Navío-EM Fernando Peñaherrera Andrade, y los representantes de las empresas constructoras, y con ella certificaron que se cumplió satisfactoriamente las pruebas establecidas en la Cláusula IX del contrato respectivo.

Navegación hacia costas ecuatorianas

El submarino “Shyri” zarpó de Kiel el 16 de enero de 1978 al mando del Capitán de Fragata Raúl Toledo Echeverría, su misión fue llevar al submarino hasta mar territorial ecuatoriano, más específicamente, hasta atracar en la Base Naval de Guayaquil.

El 8 de marzo de 1978 el submarino “Shyri” ingresó a aguas territoriales ecuatorianas.  Esa fecha se instituyó, por el significado histórico que representa, como la del aniversario del Escuadrón de Submarinos.

Dos días después, esto es, el 10 de marzo, arribó a la Base Naval de Guayaquil.  Fue un momento de júbilo que se manifestó vivamente en cada uno de los oficiales y tripulantes submarinistas, que habían cumplido con una larga y esforzada jornada, inédita en nuestra Marina de Guerra.

Entrega del segundo submarino

El submarino “Huancavilca”

Con solo algunos meses de diferencia, el otro submarino tuvo un proceso constructivo similar. El 23 de marzo de 1977, se realizó la botadura de su casco y por tanto su bautizo. Para esta ocasión, fue la madrina del submarino “Huancavilca” la señora Ofelia Hidalgo de Olmedo, esposa del Vicealmirante Renán Olmedo González, jefe de Operaciones Navales.

Previo al cambio de bandera se realizaron exigentes pruebas de mar con el grupo de garantía especialmente designado y con el grupo de entrenamiento de dotaciones de la HDW. El 16 de marzo de 1978 se efectuó la ceremonia del cambio de bandera, flameando por primera vez el pabellón nacional en ese submarino, que tomó el nombre de S-12 “Huancavilca”, asumiendo el comando de la nave el Capitán de Fragata Marcelo Sola Salvador.

A la ceremonia asistió el embajador de Ecuador en Alemania, Sr. Armando Pesantes García; el Agregado Naval a la Embajada del Ecuador en Bonn, Capitán de Navío Raúl Jaramillo del Castillo, y el jefe de la Misión, Capitán de Navío Fernando Peñaherrera Andrade, a más de autoridades de la Armada alemana, funcionarios de los astilleros y  miembros de la dotación.

Este era el segundo de los submarinos adquiridos, y desde ese momento pasó bajo el comando y control del personal naval ecuatoriano. Después de los ejercicios de entrenamiento el buque deberá zarpar y poner rumbo hacia Ecuador según las disposiciones emanadas.

Entrenamiento e inicio de la navegación

Después del cambio de bandera del submarino “Huancavilca”, iniciaron una serie de ejercicios para optimizar la preparación de la dotación. Los primeros ejercicios se realizaron en el mar Báltico, cuya característica principal es la poca profundidad del mismo (25 a 30 metros), lo que en algunos momentos permitía asentar el submarino en el fondo como ejercicio de control del mismo, aprovechando las circunstancias para el almuerzo del personal.

Atraca en la Base Naval de Guayaquil, el 24 de julio a las 08:00 horas, siendo recibido por las más altas autoridades navales, sus colegas del mar y sus familiares.

Con ello, la Armada del Ecuador contaría desde esos momentos con una fuerza submarina para su defensa.

DEL COMANDO DE SUBMARINOS

El Comando de Submarinos, ubicado en el área operativa de la Base Naval Sur de Guayaquil, cuenta con diferentes instalaciones que brindan apoyo logístico a las unidades submarinas y al personal que las tripula.

Tomado y adaptado de: COMANDO DE SUBMARINOS 40 AÑOS NAVEGANDO EN LAS PROFUNDIDADES/MARIANO SÁNCHEZ BRAVO/COMSUB 2017

 

Share This