El Comando Operacional No. 2 “Marítimo”, a través del Comando Coordinador Norte y la Dirección Regional de los Espacios Acuáticos de Esmeraldas informaron que, la Lancha Misilera “Quito”, perteneciente a la Escuadra Naval, el día 8 de agosto aproximadamente a las 12h40 pm, mientras se encontraban patrullando las costas esmeraldeñas, en cumplimiento a la operación CAM V (Control Área Marítima Quinto), avistaron dos embarcaciones tipo fibra que se encontraban a la deriva, ante estas circunstancias la unidad de la Armada del Ecuador, se acercó para constatar el estado de las personas que se encontraban a bordo de las fibras.

Al ser indagados, los tripulantes de las mencionadas embarcaciones manifestaron que aproximadamente a las 12:25 pm., mientras se encontraban en faenas de pesca, fueron amedrentados y asaltados por presuntos delincuentes, que se movilizaban en las embarcaciones “DERIAN VI” y “GLADYS VIOLETA”, quienes se les sustrajeron los motores fuera de borda  e implementos de pesca, dejándolos a la deriva.

Una vez reportado el incidente al Comando Coordinador Norte coordinó para que el personal de Guardacostas preste auxilio a los pescadores. Asimismo se dispuso que la Lancha Misilera “Quito” proceda a la rebusca inmediata para capturar las embarcaciones sospechosas. La unidad naval  haciendo uso de las capacidades tecnológicas instaladas para este fin, incluidos medios aeronavales, pudo determinar que las embarcaciones con los presuntos delincuentes a bordo se encontraban a 5 millas náuticas y que se movilizaban a una velocidad superior a 22 nudos y con rumbo 030.

Inmediatamente se inició una tenaz persecución a máxima velocidad por el lapso de dos horas, debido a las constantes maniobras evasivas que realizaron los fugitivos, lográndose la interceptación de la primera unidad a las 16h00, la cual  en franca rebeldía, botaba por la borda sus tanques de combustible e ignoraba los constantes llamados de detención de la autoridad marítima. Una vez sometida esta embarcación, se efectuó el respectivo cacheo de cada uno de los individuos que se encontraban a bordo. A continuación se  inició la persecución de la otra embarcación alcanzándola a una distancia de 12 millas náuticas.

Luego de arribar los ciudadanos víctimas del asalto, asistidos por personal de Guardacostas, colocaron la respectiva denuncia ante la Fiscalía.

Los presuntos delincuentes tres de nacionalidad colombiana y tres ecuatorianos, así como las evidencias, fueron puestos a órdenes de las autoridades competentes para continuar con el debido proceso, que determinará la sanción correspondiente.