El Instituto Oceanográfico de la Armada comunica a la ciudadanía que oleajes provenientes de zonas de altas latitudes del Pacífico Suroriental y Suroccidental se aproximarán con intensidad variable hacia territorio ecuatoriano.

Condiciones de olas en el borde costero continental e insular

El 14 de julio, a lo largo del perfil costero continental se pronostican máximos de altura de olas entre 1.4 y 1.6 metros. Posteriormente la altura disminuirá a valores entre 1.3 y 1.4 metros: a partir de horas de la tarde del 17 de julio la altura empezará a aumentar llegando valores máximos de 1.6 metros. Cabe recalcar que estos máximos se observarán principalmente en el lado oeste de la Puntilla de Santa Elena. La dirección de las olas hacia el perfil costanero será del oestesuroeste y suroeste. Por otro lado, hacia las costas oeste y sur de la región Insular, desde el 14 hasta el 16 de julio, llegarán olas con dirección sursuroeste con altura máxima entre 1.6 y 1.8 metros.  El 17 de julio, las olas tendrán alturas máximas de 2.2 metros con dirección sursuroeste y suroeste.

Por las características de las olas, en el borde costero continental y borde costero oeste y sur de la región Insular, se prevé un estado de mar con intensidad moderada.

Pronóstico de olas en mar abierto

Desde el 14 hasta el 17 de julio, oleajes moderados provenientes del Pacífico Suroriental se aproximarán con periodos entre 12 y 16 segundos hacia el territorio marítimo de la zona continental, cuyas alturas estarán comprendidas entre 1.4 y 2 metros. Por otro lado, desde el 14 hasta el 16 de julio, hacia el territorio marítimo insular (zona oeste y sur) llegarán oleajes moderados provenientes del Pacífico Suroriental con periodos entre 9 y 16 segundos y alturas entre 1.6 y 2.2 metros; en horas de la tarde del 17 de julio provendrán en cambio del Pacífico Suroccidental con periodos entre 15 y 18 segundos y alturas desde 1.9 hasta 2.7 metros aproximadamente, cambiando su intensidad de moderada a agitada.

Recomendaciones

Se recomienda a los pobladores de las zonas costeras, turistas y a quienes realizan sus actividades en la playa estar atentos a las señales y avisos emitidos por los organismos de control, no ingresar al mar solos y en lo posible mantenerse en el área destinada para bañistas. Si no hay bandera o no tiene claro su mensaje, antes de ingresar en el agua, preguntar a personal autorizado, quienes le pueden informar acerca de las características de la playa donde se encuentran, por ejemplo: cuales son las áreas peligrosas o información sobre los horarios de mareas.

A quienes realizan labores en embarcaciones pequeñas, utilizar siempre los implementos de seguridad, especialmente chalecos salvavidas y equipos de comunicación en buen estado.

Fuente.  Instituto Oceanográfico de la Armada