La Dirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (DIRTIC) aparece el año 2000, como la Dirección de Desarrollo Administrativo e Informático (DIRDAI), reparto dependiente de la Secretaría General de la Armada (SECGAR), luego de la Dirección General de Administración y Finanzas (DIGAFI) y hasta inicios del año 2010 bajo el Estado Mayor de la Armada, siendo su primer Director el capitán de navío Nelson Oviedo Lombeida.

El 5 de julio del 2001, se crea la Unidad Ejecutora del proyecto Red Naval de Datos (RND) con el objeto de contribuir con la modernización Institucional dispuesta por el mando; de tal forma que el fortalecimiento organizacional en el campo de la informática y de las telecomunicaciones, se vea reflejado en la integración de sus repartos en el ámbito nacional a través de una red corporativa, mediante la compartición de información, recursos y servicios implementados en la misma.

En el Registro Oficial No. 001-S del 15 de octubre de 2008, concordante con el Decreto Ejecutivo No. 04 del 13 de octubre del mismo año, el Ministerio de Defensa Nacional aprueba el Orgánico Numérico de la Armada; documento, donde surge la Dirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, y la Comandancia General de la Armada aprueba su estructura Orgánica y su posicionamiento como un organismo técnico-administrativo y de apoyo, dependiente de la Dirección General del Material.

Con estos antecedentes, mediante Oficio No. ESMAAR-TIC-056-O del 12 de febrero de 2009, se creó oficialmente la DIRTIC con el objetivo de que integre las áreas de informática y telecomunicaciones de la Armada, a fin de definir la mejor solución organizacional que permita realizar un adecuado desarrollo tecnológico en la institución, acorde con las necesidades institucionales y el desarrollo de la tecnología; alineados al Programa Estratégico de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, como apoyo permanente a la gestión operativa y administrativa de la Armada.

La visión operativa que se propuso la DIRTIC es integrar la informática y las telecomunicaciones a través de los Centros Integrados de Telecomunicaciones e Informática, que daría como resultado, el mejoramiento en la agilidad y seguridad de la gestión documental, en la transmisión de voz y datos, y en general en el flujo de la información desde y hacia todos los usuarios de la Armada en tierra y a flote, así como con organismos externos a la institución.