Una vez realizadas las reuniones pre zarpe afinando detalles de lo que serían las operaciones UNITAS LIX 2018,  las armadas de los países participantes comenzaron los ejercicios con una flota multinacional conformada por 19 unidades de superficie (buques de guerra), 3 submarinos, 3 aviones, 3 unidades de interdicción y la presencia de 1800 marinos a bordo y 2 pelotones de Infantes de Marina. En este marco multinacional destacó la presencia de la Armada del Ecuador con su corbeta misilistica Los Ríos CM 13 y su gallarda dotación.

Del 4 al 10 de septiembre, en aguas del mar Caribe (teatro de operaciones) se llevaron a cabo las maniobras en las que se ejecutaron ejercicios tácticos, juegos de guerra, tiro real, interdicción marítima y operaciones de ayuda humanitaria ante desastres naturales y/o antrópicos.

Durante el juego de guerra, personal de la CM 13 Los Ríos se mantuvo en máxima condición de alerta con operaciones permanentes del helicóptero; mientras que en el Centro de Operación de Combate (COC) al mando del CPFG-EM Aurelio Mejía se analizaban todos los contactos que aparecían en su moderno sistema ORION recientemente instalado por  ASTINAVE, lo que permitía tomar las decisiones correctas en las acciones a cumplir para ejecutar a cabalidad las tareas en el ejercicio programado.

En otro ámbito, los aviadores navales mostraban una excelente coordinación buque – helicóptero (tenía que aterrizar sobre la cubierta del buque en movimiento, en mar que no siempre estuvo calmo). La destreza del piloto y la coordinación con el personal de la plataforma de vuelo son requisitos fundamentales para el éxito de esas misiones. También el AN-204 tuvo su participación especialmente en las operaciones aeronavales nocturnas.

La razón de ser de toda Armada en el mundo son sus buques de guerra. La participación de la CM13 Los Ríos en tan importantes maniobras navales, luego de 7 años de ausencia, marca el reinicio de la presencia de la Armada del Ecuador en ese tipo de operaciones en las que, pese al tiempo transcurrido, el buque ecuatoriano mostró su alto grado de alistamiento ante las delegaciones de otros 13 países participando con éxito en cada uno de los eventos,  incluyendo las prácticas de tiro real con sus  cañones Otomelara y su montaje Breda. Hermoso espectáculo constituyó la práctica de tiro real antiaéreo nocturno que semejaba una noche de juegos pirotécnicos con los trazadores y bengalas que iluminaban la noche con la impresionante demostración del poder naval con más de 10 unidades de guerra.

Hay que destacar como el  comandante  y sus oficiales hicieron cabal utilización de los nuevos sistemas de mando y control instalados durante el período de repotenciación de la corbeta Los Ríos realizado por ASTINAVE. Todos los componentes funcionaron según lo esperado y la dotación del buque pudo conocer y explotar todas las bondades del nuevo sistema, diseñado, construido e instalado por técnicos ecuatorianos que buscan disminuir la dependencia de países extranjeros. Mientras el buque operaba, los técnicos de ASTINAVE embarcados hacían sus anotaciones con el fin de ir corrigiendo los defectos y mejorando las bondades  del  sistema, para sacarle mejor provecho.

Los buzos por su parte  realizaron maniobras de reconocimiento de lecho marino e inspección de infraestructura en el golfo de Morrosquillo y simularon una infiltración submarina.

El CPFG – EM Aurelio Mejía, Comandante del Escuadrón de Corbetas y de la CM 13 Los Ríos, quien se desempeñó como Jefe de la Misión Unitas LIX 2018, nos habla sobre la gran responsabilidad que  ha llevado sobre sus hombros en esta misión. Piensa que cuando se comienza la carrera, un oficial de la Armada sólo es responsable de un equipo, departamento o área; pero que ser comandante de toda una unidad, de su personal y del material a cargo, es un gran compromiso con la institución, pero al mismo tiempo, al cumplir con la tarea encomendada se siente la mayor satisfacción que puede imaginar un marino. Agrega que ama los buques y que estar embarcado es el sueño que tiene todo oficial de Marina desde que ingresa a la Escuela Naval.

Comenta que llegar a comandar un navío de guerra es sublime y piensa feliz y a la vez nostálgico que pronto dejará este comando para ir a un nuevo destino que la Armada le encargue. Enfatiza que  va a extrañar al mar, el aire puro, el movimiento, el incandescente sol sobre sus cubiertas y esas largas noches, algunas oscuras, otras despejadas y otras llenas de estrellas.

Asimismo, dijo que durante la presente navegación se han presentado algunas dificultades, han tenido averías, fallas en los sistemas, pero junto a su personal han sabido solucionar los daños para estar siempre listos para el cumplimiento de sus tareas.

Este ha sido un breve relato de lo que ha sido la participación de la CM 13 Los Ríos tripulada por los  Guerreros de Superficie, mientras surcaban otros mares ondeando el tricolor nacional con orgullo y patriotismo.

Fuente. CENTRO DE COMUNICACIÓN SOCIAL GUAYAQUIL